El Vapor, Aymerich, Amat i Jover

El edificio del mNACTEC es una de las mejores obras arquitectónicas industriales del modernismo catalán

El edificio del Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya, el Vapor Aymerich, Amat i Jover, es una de las mejores obras arquitectónicas industriales del modernismo catalán. Diseñada por el arquitecto Lluís Muncunill y Parellada (Sant Vicenç de Fals, 1868 - Terrassa, 1931), la fábrica se comenzó a construir en la Rambla d’Ègara en 1907 y fue inaugurada al cabo de un poco más de un año. El Vapor (denominación que proviene de la utilización de la máquina de vapor como fuerza motriz) acogía todo el proceso industrial de transformación de la lana, desde su entrada en mechones hasta su salida en tejidos acabados.

El Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya tiene 22.200 m2 de superficie total, de los que 11.000 m2 corresponden a la antigua nave de producción, de planta rectangular, del Vapor Aymerich, Amat i Jover. Esta gran sala, donde hoy se encuentran las principales exposiciones del Museo, está cubierta por un peculiar techo en forma de dientes de sierra. Las habituales formas rectas de este tipo de techo, sin embargo, fueron reinterpretadas por el arquitecto Muncunill con 161 bóvedas, del tipo catalana de ladrillo plano, campaniformes, que se sostienen gracias a 300 columnas de hierro fundido, que servían también como bajantes de agua y como soporte de los embarrados, los ingenios que transmitían la fuerza de la máquina de vapor en todas las máquinas de la fábrica.

El Vapor, Aymerich, Amat i Jover fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN) por el Gobierno de la Generalitat de Catalunya el año 2019.