El giroscopio humano fue diseñado y creado por Helmut Suchy, con el objetivo realizar un entrenamiento en gravedad cero para los astronautas alemanes, de la NASA y pilotos de aviones. También para mejorar el equilibrio, el control del centro de gravedad, el rendimiento cardiovascular y la recuperación de graves lesiones de la columna o el entrenamiento en personas discapacitadas.

Actualmente se usa como preparación para los astronautas europeos de la ESA (Agencia Espacial Europea), para viajar a la ISS (Estación Espacial Internacional), también en centros de rehabilitación y gimnasios especializados. Permite ejercitar músculos interiores y exteriores que son más difíciles de trabajar con un entrenamiento normal, requiere de la fuerza y movimiento de la propia persona para conducirlo y permite girar 360º en cualquier dirección.

Utilitzem 'cookies' pròpies i de tercers per oferir els nostres serveis. En utilitzar els nostres serveis, acceptes l'ús que fem de les 'cookies', segons es descriu en la nostra política de galetes, Més informació: política de privacitat. ACEPTAR

Aviso de cookies