Medicina

  • Preparación anatómica del ojo

    Número de registro: 14438
    Datación: 1882
    Forma de ingreso: depósito
    Dimensiones: 17 x 27 x 19 cm

    Preparación anatómica del ojo, en cartón piedra. Tiene una inscripción que dice 533 Anatimie Plastique Dr. Arzoux, 1882. 

    Procede, como otros objetos de la colección, de la Càtedra d'Anatomia de la Facultat de Medicina de la Universitat de Barcelona.

    Estos objetos fueron utilizados, en función de su fecha de construcción o adquisición, des de la segunda mitad del siglo XIX. Su función principal se inscribía en una tradición docente que tomaba los modelos o preparaciones anatómicas como complemento del estudio y enseñanza de la anatomía del cuerpo humano. 

  • Armario de electroterapia marca PRIETO

    Número de registro: 3384
    Datación: primer cuarto de siglo XX
    ​Lugar de procedencia: Barcelona
    Dimensiones: 210 x 115 x 60 cm

    Aparato médico de aplicaciones eléctricas. Servía para dar corrientes Farádicas y Galvánicas, con un cauterio asociado. Era utilizado para enfermedades de tipo nervioso, parálisis, atrofias musculares, etc.

    Inicialmente una de las aplicaciones más habituales de la electricidad fue en el campo de la medicina, como por ejemplo a través de tratamientos de electroterapia. Estos tratamientos fueron muy populares durante el siglo XIX y se aplicaban a un gran número de patologías.

  • Jeringa tipo Pravaz

    Número de registro: 15778
    Datación: c.1890
    Forma de ingreso: depósito
    Dimensiones: 13,3 x 6,1 x 2,8 cm

    Se trata de un estuche de madera barnizada que al abrirlo contiene una jeringa de vidrio y estructura metálica, en el cual la punta esta encima de algodón. También hay una pieza de goma de color rojo y, aunque existe una cavidad en la caja para colocar una aguja, esta no está. 

    El primer modelo de jeringuilla, inventado por el médico francés Charles Gabriel Pravaz (1791-1853), fue muy utilizada en materia de anestesia y de alivio del dolor con aplicaciones de morfina. A principios del siglo XX se abandonaría el recostadero de metal en forma elíptica.