La terraza del sol



Espacio interactivo para descubrir varios aspectos relacionados con el sol

El sol es una fuente de energía inagotable y su aprovechamiento se presenta como uno de los principales retos energéticos del futuro con tecnologías y aplicaciones muy diversas. En la terraza del sol, espacio interactivo situado en la terraza del museo, podemos encontrar algunas de estas tecnologías sostenibles: desde hacer funcionar un motor; el motor Stirling Solar, hasta calentar agua para el consumo doméstico o cocinar, tanto en pequeñas cocinas domésticas como a gran escala con el reflector solar Scheffler de grandes dimensiones. 

Algunos de los objetos interactivos nos permitirán saber cómo hemos aprovechado el sol para medir el tiempo: los relojes solares y los calendarios solares. También podremos saber por qué la orientación del Sol varía a lo largo del año o cómo se obtienen los colores del arco iris y usaremos aparatos para medir la insolación y la radiación diarias. 

El objeto estrella de la terraza del sol es el reflector solar Scheffler de grandes dimensiones, el único reflector de estas características en Catalunya, que permite cocinar para muchas personas. El reflector tiene una superficie reflectante de 8 m² y conforma una elipse de 3,8 x 2,8 m. Este objeto ha sido instalado gracias a la donación y colaboración de la Fundació Terra.