Puertas abiertas en el Museu de la Colònia Sedó

9 febrero 2017

El Museu se podrá visitar los días 11, 12 i 13 de febrero, de 10 a 14 horas

El Museu de la Colònia Sedó hará jornadas de puertas abiertas el próximo fin de semana con motivo de la Festa Major de invierno de Esparreguera. El Museu, una de las sedes del Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (mNACTEC), se podrá visitar los días 11, 12 y 13 de febrero en horario de 10h a 14h. Habitualmente, las visitas al conjunto requieren reserva previa, pero durante las jornadas se podrá hacer visita libre con entrada gratuita.

La visita al Museu permite conocer la estructura y el funcionamiento de una colonia industrial. En la sala de la turbina, una maqueta de la colonia cuenta su historia a través de un montaje de luz y sonido. Asimismo se puede observar la turbina de grandes dimensiones y un audiovisual tridimensional que se proyecta dentro del tubo de conducción de agua de la turbina. La visita se completa con un recorrido por el sótano del Museu para ver las galerías de la primitiva y desaparecida turbina de 1881.

La Colonia Sedó fue fundada en 1846 y estuvo activa hasta 1980 cuando la crisis en el sector textil acabó definitivamente con la actividad de su fábrica. Situada en el término municipal de Esparreguera, en el margen derecho del río Llobregat, la Colònia Sedó se distingue de otras colonias por sus dimensiones y por el uso de una gran turbina hidráulica que proporcionaba la energía necesaria a las secciones de hilatura y tejido de la fábrica. Actualmente, el gran espacio industrial de la colonia acoge empresas, actividades industriales y el Museu de la Colònia Sedó.

Ubicadas siempre junto a un río para aprovechar la energía que proporcionaban los cursos de agua, las colonias industriales posibilitaron el establecimiento de un sistema de organizaciones laborales y relaciones sociales que facilitaba la ausencia de las grandes conflictividades laborales que se producían en las fábricas de las ciudades. A cambio, las colonias ponían a disposición de los trabajadores unas facilidades y unos servicios que no siempre estaban al alcance del obrero de las fábricas de los entornos urbanos. Con más de cien años de actividad industrial, Can Sedó es una buena muestra de la historia del sector textil en Catalunya, donde este tipo de organización industrial tuvieron un papel destacado.