Nuevas reservas en Cervera

6 mayo 2016

La puesta en funcionamiento de las nuevas reservas ha supuesto el traslado de un millar objetos

El Departament de Cultura, a través de la Agència Catalana del Patrimoni Cultural, ha habilitado un nuevo depósito de patrimonio cultural en Cervera con el objetivo de gestionar los recursos de manera eficiente y sostenible y mejorar la conservación e investigación del patrimonio cultural. Este proyecto estratégico debe permitir más espacio para las colecciones de las reservas de los museos, poniendo fin al estado de saturación de algunos museos; ubicar los depósitos arqueológicos y de patrimonio industrial dispersos por el territorio en un único emplazamiento, y mejorar las condiciones de conservación de los objetos patrimoniales y de su estudio por parte de los investigadores.

Con esta actuación, el depósito de patrimonio cultural de Cervera se convertirá en el área de reserva patrimonial más importante de Catalunya, con 10.000m2 de superficie de almacenamiento y 2.000m2 destinados a laboratorios, espacios para investigadores y oficinas. Los depósitos son gestionados por los museos nacionales de Arqueología y de la Ciencia y la Técnica de Catalunya.

El Departament de Cultura tiene la responsabilidad de velar por el patrimonio público. Gracias a esta actuación se podrán documentar, conservar y restaurar en mejores condiciones los materiales de reserva de patrimonio industrial y arqueológico, facilitar la búsqueda a los investigadores en el propio espacio y dinamizar los discursos expositivos de los museos a través de una rotación ágil y fácil de las piezas y así garantizar su retorno al público.

Las obras de acondicionamiento de la nave industrial han durado más de un año y se han realizado siguiendo criterios museológicos de conservación de objetos: aislamiento térmico de la sala de reservas para evitar oscilaciones de temperatura muy acusadas; restricción de entradas de luz para evitar cambios de temperatura y su acción sobre los materiales (degradación del color original de las piezas y de las propiedades mecánicas de los materiales); construcción de una sala de cuarentena para aislar las piezas que lleguen con problemas de ataque por insectos u hongos; construcción de una sala de limpieza y otra de fotografía para el acondicionamiento de las piezas y la realización de fotografías de inventario; adecuación del pavimento de la sala; instalación de 500 metros lineales de un sistema de estanterías industriales con tres niveles en altura para el almacenamiento de objetos en palets; acondicionamiento y señalización de un área de 2.000 m² para piezas de grandes dimensiones, e instalación de un sistema de control en tiempo real de las oscilaciones ambientales (temperatura y humedad).

Las reservas del Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya

El primer traslado que se ha llevado a cabo es el de las reservas del Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (mNACTEC). En total, se ha trasladado un millar de objetos, la mayoría de los cuales son piezas de gran tamaño y tonelaje, tales como máquinas de vapor, maquinaria textil, de artes gráficas y de generación hidroeléctrica, y diferentes medios de transporte, que no se encontraban en exposición.

La operación de traslado, de una complejidad considerable, comenzó a principios de diciembre de 2015 y ha finalizado el mes de abril de este año. Hasta ahora las reservas externas del mNACTEC se encontraban en dos almacenes diferentes, situados en Sils y Gironella, en unas condiciones que no eran las óptimas para la preservación de los objetos.

El resto de objetos no expuestos de la colección, unas 17.000 piezas de medidas más reducidas, se quedarán en las reservas actuales del mNACTEC, en Terrassa.

Las reservas de arqueología

El gran número de intervenciones arqueológicas y paleontológicas realizadas desde el año 1981 ha producido el almacenamiento de una gran cantidad de materiales, algunos pendientes de destino definitivo. En estos momentos se calcula que hay unos 25.000 depósitos pendientes de regularizar.

En cuanto a los depósitos de material arqueológico, que gestiona el Museu d’Arqueologia de Catalunya, el depósito de Cervera tendrá el fondo más completo y singular de Catalunya y agrupará reservas que están instaladas en otros centros de manera provisional. Estos ocuparán una superficie total de 5.000m2 de almacenamiento de estantería manual y empaquetado, donde se conservarán objetos de cerámica, vidrio, restos humanos, esculturas, restos arquitectónicos, mosaicos, estelas, fósiles, etc. También cuenta con dos cámaras estancas, donde se conservarán los objetos de metal más delicado y los objetos orgánicos como la madera, el hueso y el tejido, más sensibles a los cambios de temperatura y humedad.

Hasta ahora, se han trasladado 2.343 cajas con materiales procedentes del Servei d’Atenció als Museus de Girona (MAC-Girona), que, a pesar de estar depositados en este servicio no pertenecían a materiales encontrados en las comarcas de Girona. Los próximos depósitos arqueológicos de museos que se trasladarán al nuevo depósito son los conservados en centros de investigación, como universidad y empresas de arqueología.