Montesa 250 Trial en la exposición “Viva Montesa”

29 julio 2016
Fue el primer modelo pensado exclusivamente para la disciplina de trial

El mNACTEC ha incorporado una nueva pieza a la colección Pere Permanyer de motocicletas Montesa: la Montesa 250 Trial. La nueva motocicleta, cedida al museo por la familia Permanyer —fundadora de la marca Montesa—, ya está expuesta en el espacio de la exposición “Viva Montesa”, encabezando la sección de motos de trial.

La Montesa 250 Trial se presentó en el Salón del Automóvil del año 1967 y fue el primer modelo de Montesa pensado exclusivamente para trial, disciplina que con el tiempo ha dado los mejores resultados deportivos a la marca catalana.

Para la fabricación de la Montesa 250 Trial se aprovecharon algunos componentes procedentes otros modelos y también se diseñaron otros de nuevos, como el asiento, el tubo de escape o el depósito. A partir de este modelo pionero se desarrolló posteriormente la primera y mítica Montesa Cota 247, que ganó el premio Delta de Plata de diseño industrial y que inauguró una saga de motocicletas de trial que han tenido continuidad hasta el día de hoy.

De la Montesa 250 Trial sólo se fabricaron unas decenas de ejemplares, lo que convierte esta motocicleta en una pieza muy preciada para los coleccionistas y en un testigo importante de la historia de la marca Montesa.